20 julio 2007

TARTITA DE GALLETAS TUNEADA

Esta receta la hizo hace unos días Julius (el cocinero del programa 22 minutos del Canal Cocina) y me pareció tan apetitosa que no me resistí a hacerla y a compartirla con vosotros.

INGREDIENTES:

Galletas Napolitanas (las de canela)
Chocolate negro para fundir (necesitamos el triple de chocolate negro que de blanco)
Chocolate blanco
Mantequilla
Flan de sobre
Leche
Coñac
Para adornar he usado un tubo de sirope de fresas
Aros de emplatar (no muy grandes, del diámetro de un platito de taza de café)

1. En un plato echamos leche y un chorro generoso de coñac (si hay niños no le echamos el coñac).

2. En un bol ponemos el chocolate negro y mantequilla (yo he usado el doble de chocolate que de mantequilla). lo ponemos en el microondas al 50% de potencia durante 2 minutos, removemos con cuidado y dejamos reposar en el micro.

3. Ponemos a calentar un vaso de leche al fuego con dos cucharadas de azúcar. En medio vaso de leche disolvemos el sobre de flan. Cuando la leche hierva, añadimos el medio vaso con el flan diluído y bajamos el fuego. Espesa enseguida. Apartamos del fuego, dejamos templar y reservamos. y ya tenemos una rapidísima crema pastelera.

4. Sobre un platito de postre ponemos el aro de emplatar. Mojamos las galletas en la leche con coñac (solo un poquito, no es necesario que empapen). ponemos una capa finita de galletas en el fondo del plato.

5. Cubrimos con una capa finita de chocolate fundido.

6. Añadimos la crema pastelera sobre el chocolate y extendemos, con cuidado de que no se mezclen.

7. Ponemos una capa más de galleta, otra de chocolate y otra de crema pastelera.

8. Terminamos con una capa de galleta (tiene que quedar lisita).

9. En otro bol fundimos el chocolate blanco con mantequilla en el microondas (con cuidado que se quema enseguida).

10. Cubrimos la última capa de la tartita con una capita fina de chocolate blanco.

11. Metemos en la nevera para que se endurezca bien el chocolate.

12. Desmoldamos con cuidado (nos ayudamos de un cuchillito fino para separar la tartita del aro). Y adornamos con el sirope de fresa.

Y voilá:






Un cortecito (para dar envidia más que nada!!!)



Lo bueno es hacer tartitas pequeñitas como éstas, de esta manera se puede poner una por persona, e incluso individualizarlas si queremos.
¿Os animáis?

_______________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada